Asamblea conocerá iniciativa de ley que declara Héroe Nacional a Roberto Clemente

Tomado de | El 19 Digital

Asamblea conocerá iniciativa de ley que declara Héroe Nacional a Roberto Clemente
Foto: Archivo

La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República, informó que el próximo martes en la Asamblea Nacional se estará dando lectura, a la exposición de motivos que hace nuestro Presidente, el Comandante Daniel Ortega, para nombrar a Roberto Clemente Héroe de Nuestra Patria Bendita y Héroe de Humanidad, Campeón de Humanidad.

Rosario Murillo destacó que según le informó el doctor Gustavo Porras, Presidente de la Asamblea Nacional, la lectura de motivos se hará el martes.

Todo lo que importa es el juego de mañana, porque hablar de lo que pasó ayer, esa es la filosofía de Nuestra América Caribeña, de Nuestra Nicaragua, de Puerto Rico, Roberto Clemente, campeón de humanidad, de solidaridad de amor, y aquí le rendimos honor y gloria, homenajes, de amor infinito, de infinito reconocimiento y agradecimiento, aquí a 50 años, de ese histórico, esa histórica entrega, dio la vida por la vida, a 50 años le decimos, aquí estás con nosotros, Roberto Clemente con tu pueblo en Puerto Rico, con los pueblos de américa latina y el Caribe que luchamos todos los días por nuestra dignidad, por nuestra soberanía, por el respeto a nuestra razón de ser en tanto que pueblos soberanos, independientes, dignos y libres.

“50 años no es nada, todos los días amanecemos, todos los días anochecemos, el tiempo corre, la vida pasa, pero los héroes que no dijeron que morían, sino que murieron por que dieron su vida por los demás, eso prevalecen, son los imprescindibles”, dijo la vicepresidenta haciendo referencia al pelotero que murió trayendo ayuda para el pueblo de Nicaragua después del terremoto ocurrido en Managua 1972.

“Ayer leíamos el artículo, la mitad del artículo el compañero Edwin Sánchez sobre el héroes de Nicaragua, y héroe de la humanidad, campeón de humanidad Roberto Clemente, y todo lo que aquí se dijo y todos lo que se reprodujo en los medios que pregonan la verdad verdadera, se refiera a Roberto Clemente, el gran campeón de la solidaridad, de la humanidad, del amor, amor a nuestra Nicaragua, amor a la humanidad”.

Continuó leyendo la Compañera Rosario el III acápite:

Roberto trascendió el béisbol. Y así como exhibía un magnifico swing, una aguda vista y un formidable tacto, buscaba dónde colocar la pelota, perforar los jardines y no dejar atrapar por nadie sus sueños, ni en el engramado ni en la época que le tocó vivir.

Roberto Clemente era un ser con valores superiores.

Se contarán de él muchas historias, y es que a los 38 años parecía haber vivido tantas vidas a la vez, bajo un solo nombre, el del hombre que también salvó del silencio y del olvido el más puro coraje latino-caribeño para afirmar en el mapa de la calidad, su origen: el espléndido paisaje humano del subcontinente despreciado por los supremacistas de las Américas y Europa.

Roberto Clemente salvó del silencio y del olvido el más puro coraje Latinocaribeño.

El 8 de agosto de 1973 fue admitido en Cooperstown.

El día de la ceremonia de su admisión fue instaurado el Premio Roberto Clemente, a otorgarse a aquellos que realizan labores destacadas en el deporte y la comunidad.

En Puerto Rico fue nombrado como atleta del siglo, y, desde el 2002, las Grandes Ligas instituyeron cada 18 de septiembre como el “Día de Roberto Clemente”.

Bien se ve que el boricua Roberto Clemente, como diría el finado comisionado, fue un ser humano completo. Rozaba la perfección como dijeron cronistas en su día, refiriéndose a su desempeño en el terreno de juego, pero también concordaba con las exigencias de un verdadero Big Leaguer de la Solidaridad.

Roberto Clemente no era un hombre de poses.

Fue un ex Marine (USMC) que quiso lo mejor para Nicaragua.

A la hora de valorar la pureza del diamante de su vida, basta decir que su gloria la sacaba fuera del Estadio para beneficio de otros, sin cobrar ni sacar un solo centavo.

Era la antípoda de la miseria humana, la antípoda del tacaño, la antípoda del egoísta. La antípoda del que se cree que el Universo gira a su alrededor.

Si se buscara una espléndida portada para su monumental biografía, sin duda que sería el Estadio Nacional.

“Todo esto viene diciéndose el extraordinario, formidable, artículo del compañero Edwin Sánchez”, comentó la Compañera Rosario Murillo.

Y si un nombre merece llevar con dignidad este parque de pelotas que está a la altura de Nuestra América Caribeña, será el del dueño de esta filosofía de oro de buena ley:

“¿Por qué todos hablan de lo que pasó ayer? Todo lo que importa es el juego de mañana”.

Palabras que instaló en la realidad con su existencia plena.

Porque no se quedó como algunos, viviendo de laureles marchitos por el tiempo.

O aquel que por haber tenido participación en determinada acción, o correr peligro “por el pueblo”, sin que ese pueblo le hubiera obligado, ya archivó el presente y engavetó el futuro: lo que vale, lo que importa, lo que merece la devoción permanente, con los privilegios adyacentes, es su “historia”, su “lucha”, su “gran trayectoria”.

Los pensamientos del ganador de una docena de Guantes de Oro no dejan a ningún espectador seguro y tranquilo en su asiento, aunque sea en la comodidad visual detrás del Home Plate. O en la zona de confort V.I.P.

Porque entonces, al terminar el partido, sabrá si forma parte del line up de los hombres y mujeres de buena voluntad o del equipo de los que solo vinieron a empeorar el mundo con mezquindades, ya no digamos con sus filias y sus fobias perniciosas: Miseria Humana.

“Cuando tienes la oportunidad de mejorar cualquier situación, y no lo haces, estás malgastando tu tiempo en la Tierra”.

Patria Grande…

Ante los pueblos y lenguas del orbe,
enaltecer
con el mejor Estadio de Béisbol
de Latinoamérica, la memoria de un Héroe
de Puerto Rico,
que en vez de celebrar la despedida
del Año Viejo de 1972
con los suyos, prefirió socorrer
a los sobrevivientes
del devastador terremoto de Managua:
Roberto Clemente, Roberto Clemente, Roberto Clemente,
Campeón de la Humanidad.
Nació en el año
en que Anastasio Somoza García
asesinó
al General Augusto César Sandino.
Y también entregó su vida
por Nicaragua
oprimida
bajo Anastasio Somoza Debayle.
Aquél a los 39,
él a los 38.

(Extractos de “Patria Grande”, Septiembre, 2021)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: