Un Halloween más saludable en las oficinas

Por Susan Bowerman, M.S., R.D., CSSD, CSOWM, FAND – Directora Senior, Educación y Capacitación Mundial sobre la Nutrición

Se acerca Halloween y los niños hacen sus planes de pedir un dulce o hacer un truco, mientras que los adultos creen que no caerán en la tentación de tener un bol lleno de golosinas sobre la mesa. Acá, para todos, la clave está en el control. Hay que frenar la tentación antes de que se desate y establecer hábitos saludables para la fiesta de Halloween. A continuación, les explicamos cómo hacerlo:

Satisfacer las ganas de algo dulce

Los Centros para Control de Enfermedades y Prevención recomiendan optar por frutas frescas o verduras como snacks para la fiesta de Halloween. En la oficina, pueden probar con verduras crudas con queso crema o yogur básico de bajas calorías o un batido proteico nutritivo y energizante. Antes de salir a trabajar, organicen sus snacks como una barra proteica, así no se salen del sendero nutritivo cuando tienen un antojo.

No tengan nada dulce a la vista

Guarden los caramelos en la alacena, fuera de la vista y de la mente. Consideren participar en la Recompra de Dulces de Halloween para la comunidad donde serán recogidos, en general, en el consultorio del dentista, que se envían a las tropas en el exterior. Guarden uno por día para disfrutar durante algunas semanas.

Hagan una promesa

Junto con sus compañeros de trabajo pueden comprometerse a ayudarse para ignorar las próximas tentaciones, empezando por los dulces de Halloween. Por algo los grupos de apoyo son tan populares. Si ellos lo pueden hacer, ustedes también podrán.

Quemen calorías caminando

Media mañana y media tarde son tradicionalmente las “horas de baja energía” en el trabajo cuando es más fácil caer en la tentación de un snack no saludable para subir la energía. Salgan para revigorizarse y moverse al aire libre en vez de quedarse sentados. Quedarán renovados y listos para abordar la próxima tarea desafiante. Si hay mal tiempo, organicen un circuito de caminata en el edificio e inviten a otros a tomar un descanso y sumarse.

Mantengan el curso

Si no tienen hambre para nada, entonces no tendrán hambre para comer dulces entre comidas. Los dietistas recomiendan hacer tres comidas cada cuatro horas. No se deshidraten, beber la suficiente cantidad de agua los hará sentir satisfechos. De hecho, un estudio de 2016 publicado en el Journal de Human Nutrition and Dietetics (Revista de Nutrición Humana y Dietética) halló que aumentar la ingesta de agua tan solo un uno por ciento hace que ingieran menos calorías y reduzcan la ingesta de grasas, azúcar, sodio y colesterol.

¡Denle un susto al aburrimiento!

Comen más cuando están aburridos, entonces aprovechen la diversión de las actividades de Halloween para mantener la mente lejos de los dulces. Tallen el zapallo ganador, den una vuelta en carreta, muerdan manzanas, miren sus películas de terror o programas de televisión favoritos u horneen pan de zapallo saludable.

Recuerden que no es más para siempre

No vale la pena tentarse con un paquete de golosina cerrado que interfiera con su rutina de alimentación saludable normal. Si consumen 100 calorías más de las que necesitan por día podrían aumentar 4,5 KG para fin de año. Mantengan el control y tendrán un Halloween feliz y saludable.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *