El país que se mudará al metaverso porque está a punto de desaparecer

Tomado de: https://es-us.finanzas.yahoo.com/noticias/el-pais-que-se-mudara-al-metaverso
Vista aérea de Tuvalu, uno de los primeros países susceptibles de desaparecer debido al cambio climático. Isla del Pacífico, Pacífico Sur. Atolón.
Vista aérea de Tuvalu, uno de los primeros países susceptibles de desaparecer debido al cambio climático. Isla del Pacífico, Pacífico Sur. Atolón.
  • Tuvalu es un país de 12.000 habitantes que está en peligro de desaparecer por la subida del nivel del mar
  • Con marea alta, hasta el 40% de la capital, Funafuti, llega a ser cubierta por el Pacífico
  • La idea del país es continuar funcionando como estado y preservar su cultura y su historia en un espacio digital

Existen tantos elementos que componen un país más allá del territorio geográfico que ocupa: su gente, su naturaleza, cultura, historia… Pero, ¿qué ocurre cuando, uno a uno, esos elementos comienzan a desaparecer, incluso su propia geografía? ¿Cómo un país sigue existiendo?

No se trata de un escenario hipotético, tristemente. Tuvalu, una pequeña nación insular en el Pacífico que se hunde en el mar a un ritmo alarmante, ha lanzado una propuesta creativa pero devastadora con la esperanza de rescatar lo que todavía existe de ella.

En el marco de la pasada Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), Tuvalu anunció que planea construir una versión digital de sí misma en el metaverso, en un intento desesperado por preservar la historia y cultura de sus 12.000 habitantes a medida que aumenta el nivel del mar.

Primer país digital del mundo

Simon Kofe, ministro de Relaciones Exteriores de Tuvalu, dijo en la cumbre que era hora de buscar soluciones alternativas para la supervivencia de su país y esto incluía que se convirtiera en la primera nación digitalizada en el metaverso.

“Nuestra tierra, nuestro océano, nuestra cultura son los bienes más preciados de nuestra gente y para mantenerlos a salvo de cualquier daño, pase lo que pase en el mundo físico, los llevaremos a la nube”, declaró en un video que presenta el “boceto” digital de lo que sería la isla en un futuro.

El activista climático Kato Ewekia Taomia de Tuvalu participa en una sesión durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 4 de noviembre de 2021. REUTERS/Yves Herman
El activista climático Kato Ewekia Taomia de Tuvalu participa en una sesión durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 4 de noviembre de 2021. REUTERS/Yves Herman

Con marea alta, hasta el 40% de la capital de Tuvalu, Funafuti, llega a ser cubierta por el agua. Los expertos predicen que la isla podría volverse inhabitable dentro de los próximos 50 a 100 años, aunque los habitantes temen que sea mucho antes.

“Los islotes como este no sobrevivirán a los rápidos aumentos de temperatura, el aumento del nivel del mar y la sequía”, dijo Kofe. “Así que los recrearemos virtualmente. Pieza por pieza, preservaremos nuestro país, brindaremos consuelo a nuestra gente, y le recordaremos a nuestros hijos y nietos cuál fue nuestro hogar”.

Kofe atrajo la atención mundial en la COP del año pasado, cuando se dirigió al público de la conferencia con el agua hasta las rodillas, para ilustrar cómo Tuvalu se encontraba en la primera línea de las consecuencias del cambio climático.

“La idea es continuar funcionando como estado”

Los habitantes de Tuvalu experimentan desde hace años los efectos del cambio climático. El aumento del nivel del mar ha dejado el suelo salado, poroso e infértil, lo que ha reducido el rendimiento de los cultivos o los ha destruido por completo.

Los suministros subterráneos de agua dulce también se han contaminado y la nación ha tenido que echar mano del agua de lluvia, mientras empeoran las sequías.

“La idea es continuar funcionando como estado y más allá de eso preservar nuestra cultura, nuestro conocimiento, nuestra historia en un espacio digital”, dijo Kofe a la agencia Reuters antes del anuncio en noviembre.

Mantenerse como estado dentro de la comunidad internacional permitirá a Tuvalu proteger sus fronteras marítimas y los recursos dentro de esas aguas, cuando las nueve islas que componen el país queden completamente sumergidas.

También te puede interesar:

In this Oct. 13, 2011 photo, Funafuti, the main island of the nation state of Tuvalu, is seen from a Royal New Zealand airforce C130 aircraft as it approaches at Funafuti, Tuvalu, South Pacific. Funafuti is the capital of Tuvalu, a group of atolls situated north of Fiji and northwest of Samoa, in the South Pacific ocean. The atolls are suffering a severe drought and water shortage, coupled with contaminated ground water due to rising sea levels. The governments of Australia, New Zealand and the United States are providing desalination plants to alleviate the critical water shortage for some 10,000 islanders. (AP Photo/Alastair Grant)
Funafuti, la isla principal del estado nacional de Tuvalu, se ve desde un avión C130 de la Real Fuerza Aérea de Nueva Zelanda. Foto AP/Alastair Grant

Durante los últimos 40 años, el indicador de mareas en Funafuti ha subido unos 3,9 milímetros por año. Mientras tanto, el nivel medio global del mar ha aumentado a un ritmo medio de 1 a 2 milímetros por año entre 1901 y 2018.

Si bien Tuvalu será el primer país en replicarse en el metaverso, seguirá los pasos de otras propuestas como la de la ciudad de Seúl y la de Barbados, que el año pasado informaron que ingresarían al metaverso para brindar servicios administrativos y consulares, respectivamente.

El primer paso para digitalizar Tuvalu, a mitad de camino entre Australia y Hawái, es replicar virtualmente a Teafualiku en el metaverso. Ese islote es la primera parte del país que se espera que quede sumergida debido al aumento del nivel del mar.

“Solo un esfuerzo global concertado puede garantizar que Tuvalu no se mueva permanentemente a Internet y desaparezca para siempre del plano físico”, imploró Kofe a los delegados de la cumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *