INCH entregó Orden Cultural Darío-Cervantes a maestro Raúl Martínez y a Camerata Bach

El Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica. INCH, entregó su máximo galardón, la Orden Darío Cervantes, a Camerata Bach y al maestro Raúl Martínez, cofundador de dicha orquesta junto al director maestro Ramón Rodríguez, quien ya recibió esta distinción en 2017.

El acto de condecoración tuvo lugar en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío, en la gala de celebración del  aniversario número 30 de la única Camerata con la que cuenta el país.

El maestro Raúl Martínez recibe la Orden Darío-Cervantes de manos de René González, presidente del INCH. Le acompaña el maestro Ramón Rodríguez.

“Nuestro distinguido amigo Raúl Martínez Salas, tiene en su haber una larga trayectoria de reconocimientos y méritos por su labor profesional, demostrando como músico, una impecable trayectoria llena de pasión y dedicación, promoviendo desde hace muchísimos años la música universal, la docencia, el rescate y aporte a la cultura nacional; y ha seguido formando con su amor, su disciplina y su técnica a muchos músicos nicaragüenses”, escribió René González, presidente del INCH., sobre ese músico soñador y disciplinado.

Méritos

Entre los considerandos para distinguir a Camerata Bach se encuentra que su  producción discográfica de gran valor histórico asciende a 20 discos compactos donde figuran “Ruinas”, “Raíces”, “Música nicaragüense”, “Nicaragua, coros y aires de diciembre”, “Amores de Abraham”, Meditación”, “Romanza”, “Simbiosis musical”, “Boleros nicaragüenses”, “Mena: El Maestro del río Chiquito”, “Los Ramírez”, “Semblanza Musical de Centroamérica, Belice y Dominicana”, “Mozart”, “Salve Azucena Divina” y “Nuestro Güegüense”.

Además, gan dado vida al espectro clásico nicaragüense con las óperas: “La Traviata”, “Don Giovanni”, “Madame Butterfly”, “La Boheme”, “La flauta mágica” y “Carmen”, esta última realizada en dos ocasiones.

También han organizado festivales internacionales de Música clásica, Cumbias y El Bolero, que este año arriba a su Décima Edición.

Entre sus obras maestras están el “Réquiem” de Wolfgang Amadeus Mozart, en tres ocasiones, y cuatro “La Novena Sinfonía de Beethoven”.

Y no menos importante es el hecho de que han priorizado desde su fundación el estudio de la música en las nuevas generaciones, creando proyectos con amigos cooperantes, sector privado, diplomáticos e instituciones del Estado y Organismos No Gubernamentales.

Su trabajo ha trascendido también en el rescate de la música vernácula, la elaboración de la “Cartilla Didáctica Musical” y su primordial finalidad, la enseñanza brindándole a las nuevas generaciones nuevas oportunidades, creando junto al Ministerio de Educación proyectos de creación de bandas musicales y coros en los departamentos del país.

Sobre Camerata Bach

Hace casi 30 años inició la travesía de Ramón Rodríguez y Raúl Martínez, un par de jóvenes estudiantes recién graduados de música que soñaban con unir sus talentos para ejecutar con pasión música barroca, sin saber que un 21 de marzo de 1992 se marcaría en la historia de la cultura nicaragüense la fundación del Primer Grupo de Cámara independiente que hoy se ha convertido en el referente de música clásica más reconocido a nivel nacional e internacional, llamada Camerata Bach.

Socialmente responsable con su quehacer artístico, Camerata Bach inició su cruzada compartiendo su talento con internos del Hospital Psiquiátrico, luego a privados de libertad de la cárcel de Tipitapa, además de que ha hecho presentaciones benéficas en Iglesias, asilos de ancianos,  hasta convertir sus ensayos generales en Conciertos exclusivos para sus mimados, Jubilados del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), barrios y comunidades llevando música de calidad a los sectores más vulnerables y lejanos de nuestro país, como San Carlos, El Castillo y Solentiname en Río San Juan.

Rompiendo esquemas, Camerata Bach ha logrado desarrollar el gusto por la música clásica en todos los sectores de la sociedad, a través de sus diferentes conciertos ejecutados no solo en salones, teatros y plazas, sino también en las calles y atrios de las Iglesias de los diferentes departamentos del país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.